Perros gerontes

En mi práctica diaria es común guiar a los propietarios durante la transición de sus perros hacia la vejez, etapa en la que se reconoce al perro como perro geronte o senior dog. Los perros tienen una esperanza de vida menor a la de los humanos y es por esto que tristemente nos toca con frecuencia vivir su vejez en una etapa plena de nuestras vidas, por lo mismo, se vuelve difícil de comprender que nuestro perro de tan solo 8 o 10 años ya no juega tanto o no nos logra acompañar en el entrenamiento diario con el mismo ímpetu.

La vejez en perros como en los humanos es un proceso gradual que viene acompañado de un deterioro mayor de alguno o varios órganos o funciones. Es decir, en la vejez podemos desarrollar problemas cardíacos, óseos, digestivos, endocrinos, entre otros, que no son reversibles y con los que debemos vivir acompañados de uno o varios tratamientos.

Es por esto que primariamente platico con los propietarios acerca de la esperanza de vida de su perro, dependiendo la talla, raza, dieta, estilo de vida, padecimientos previos e incluso su ancestros, desde la primera visita al consultorio. Con esto, busco que los propietarios primariamente se familiaricen con las etapas de vida de su perro, además de entender cual es el mejor momento para cambiar la dieta, suplementar la misma y modificar sus hábitos diarios e iniciar con check-ups.


La dieta del perro es fundamental para conservar y mejorar su salud, aliviar de enfermedades y mantenerles plenos. Su recomendación, como hemos mencionado en entradas anteriores, debe venir de un profesional de la salud, en este caso de un veterinario ya que es la persona acreditada, certificada y entrenada para determinar las necesidades nutricionales de cada individuo desde que nace hasta que se convierte en un adulto mayor. La dieta para un perro geronte dependerá de su padecimientos, su talla, su raza, estilo de vida e incluso su lugar de vida, es sin duda un ¡traje a la medida!, que a veces se necesita complementar con vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos, etc.


Los hábitos de un individuo con problemas articulares, cirugías previas, falla cardiaca o epilepsia, no serán los mismos que tenía en su juventud. Potencialmente debemos cambiar su dieta a una dieta senior o mature, seguido de paseos a bajo impacto o solo más cortos, jugaremos más en casa con ellos que fuera, haremos sesiones de masajes para sus dolores musculares y sin duda habrá más siestas juntos mientras vemos llover a través de la ventana.


¿Pero qué es el check-up y cuál es su importancia para mejorar la calidad de vida de mi perro? El check-up es un conjunto de estudios (sangre, orina, rayos x, ultrasonido, etc.) que se realizan en perros a partir de cierta edad y se repiten al menos una vez por año, con la intención de ayudarnos a ver cambios que potencialmente nos permiten diagnosticar tempranamente padecimientos que se pueden tratar precozmente y así mejorar la calidad y esperanza de vida de nuestros seres queridos peludos.


La vejez de nuestros perros es también una etapa maravillosa, que a veces coincidirá con la propia y, tener la fortuna vivirla a su lado es un regalo más que nos ofrecen. Los médicos veterinarios contamos cada vez con más y mejores herramientas que están diseñadas para que nuestros adultos mayores o perros gerontes, tengan una vejez plena y confortable.


Acércate a tú médico veterinario y platica acerca de la etapa de vida en la que tú perro se encuentra y cómo pueden mejorar su esperanza y calidad de vida hoy y en el futuro.


40 vistas

Lunes - Viernes

10:00 AM - 7:00 PM

 

Sábado

10:00 AM - 5:00 PM 

 

Domingo

10:00 AM - 3:00 PM

Horario de Servicio

Frontera no. 175, Colonia Roma Norte,

Cp. 06700, Delegación Cuauhtemoc

Email: petpointfrontera@gmail.com
Tel: 554633-3521

Dirección

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • Instagram Social Icon